MERCADO y Huertos Urbanos en Benimaclet

Se plantea el TFG como un conjunto de actuaciones en la ciudad más que como un simple proyecto de Arquitectura, más allá de un edificio se plantean una serie de propuestas que revitalicen la zona trabajada, creen movimiento, eduquen y conciencien a la sociedad de la necesidad de recuperar ciertos valores y trabajos en desaparición en nuestras ciudades y, al mismo tiempo, creando empleo y crecimiento económico en el barrio.

Benimaclet ha sido el barrio de la ciudad de Valencia que más participación ciudadana ha tenido en los últimos años, con asociaciones vecinales que han conseguido logros como los Huertos urbanos de Benimaclet, que a día de hoy han demostrado ser un ejemplo de gestión a seguir.

Planta General

El proyecto parte de la relación entre los huertos y el barrio, integrando estos en una trama más urbana, establecen una serie de pasarelas elevadas desde las que se puede pasear y descansar rodeados de huertos, aprovechando los espacios bajo las pasarelas para almacenes y servicios propios de los hortelanos, que evitarán trasladar material y herramientas. De este modo se introduce a los vecinos y peatones en los huertos, se les invita a pasear sobre los surcos y canales, sobre las acequias. Se involucra al barrio en la agricultura, dejando zonas delimitadas para huerto escolar, semilleros elevados para ancianos, zonas de hierbas medicinales y aromáticas. De este modo se consigue una sensación de pertenencia, los huertos pertenecen al barrio, a las personas. No se verán desde lejos, impersonales e inaccesibles, sino que se podrán visitar, garantizando con el cambio de altura la seguridad de que no se van a vandalizar.

Detalle ZZVV

Esta disposición de huertos totalmente unidos con la ciudad visibilizará la agricultura y la pondrá en valor, recuperando labores que se perderían en caso contrario. Del mismo modo, teniendo en cuenta el carácter global, social e inclusivo de la actuación se ha propuesto la creación de una serie de talleres de trabajos tradicionales anejos a los huertos entre los que se podrían establecer artesanos del cuero, de la madera, reparación de apeos del campo, trabajo del vidrio, herrero, zapatero, mimbre, reparación de sillas, cerámica… recuperando todas estas tradiciones que deben ser protegidas y potenciadas desde la sociedad para que no desaparezcan.

generales

Por otra parte, se propone convertir las alquerías existentes en la parcela, en la zona más cercana a la ronda norte, en un centro cívico del barrio, entregándolas a las asociaciones de vecinos como sedes, salas de reuniones, conferencias, exposiciones, incluyendo la gerencia de los huertos y de los talleres tradicionales.

0017

El mercado propiamente dicho se sitúa en el punto de encuentro de la trama antigua del barrio (carrer Alegret, de la Rambla) con la trama del ensanche (carrer Mistral, Arquitecte Arnau) cerrando la actuación por el norte la prolongación de la Avenida de Valladolid. En este punto privilegiado entre los huertos y el barrio se convierte en un núcleo de intercambios, de comercio, aprovechando al mismo tiempo la cercanía del colegio público municipal de Benimaclet que le asegura afluencia de gente a diario.

PB

Se divide el uso en 2 volúmenes separados, que se unirán entre si mediante una cubierta a modo de pérgola que generará una plaza cubierta donde poder situar el mercado temporal, actividades al aire libre del colegio (al estar situada justo al lado de la puerta de este) y como espacio polivalente de reuniones. La edificación pretende no acaparar el protagonismo de la zona sino integrarse en ella desde la sencillez de los materiales y las métricas.

EXTERIOR 1 copia

 

Desde esta plaza cubierta se accederá a los 2 bloques, el más horizontal de los cuales únicamente tendrá el uso de mercado tradicional, con una planta totalmente permeable y con acceso desde sus cuatro fachadas. En su interior se distribuyen los puestos de mercado en torno a un gran patio central descubierto con arbolado en su interior que iluminará todo el interior del edificio y llegará hasta la planta sótano, en la que se situarán los servicios necesarios (almacenaje, carga y descarga, vestuarios de personal, aseos, montacargas, aparcamientos) dejando la planta de acceso lo más limpia posible. En las bandas norte y sur del mercado se deja un espacio más amplio junto a las fachadas para que esos puestos de mercado puedan convertirse en puestos de degustación, con mesas y sillas donde sentarse los clientes.

EXTERIOR 2 copia

El segundo volumen tiene un carácter más vertical y en él se sitúa la guardería en planta baja. En las plantas superiores se distribuyen la zona de administración y gerencia del mercado, salas de reuniones para vendedores, salas multiusos, una pequeña mediateca, un taller de cocina ecológica con puestos de trabajo individuales y, por último, un restaurante en la planta superior desde el que se tendrán unas vistas privilegiadas de todo el conjunto de la actuación y que destacará por ser un restaurante de calidad y con productos mayoritariamente cultivados en los mismos huertos entre los que se sitúa.

INT

Cierra la actuación por el norte, junto a la Av. Valladolid, un centro cultural del que únicamente se va a realizar una propuesta volumétrica ya que se queda fuera del ámbito de trabajo, siendo ese edificio objeto del TFG de otros compañeros del Taller 1 pero que se ha querido integrar en la actuación ya que se considera interesante como dotación pública en la zona.

Como conclusión, se ha intentado realizar un trabajo integrador, desde la concepción del barrio, los vecinos y su relación con la ciudad y la huerta periférica, la relación del urbanismo y la historia de Benimaclet con sus características concretas dentro de la ciudad, las circulaciones y recorridos entre los distintos núcleos educativos, culturales y sociales del ámbito y, por último, desarrollar una edificación responsable, honesta y que responde a las necesidades reales del barrio, creando un punto de inflexión en el mismo.

Septiembre 2017, ETSAV – UPV