CASA KAZOKU – Vivienda en Rafelbunyol (Valencia)

Vivienda unifamiliar en Rafelbunyol, debido a las especiales características del proyecto se establecieron unas premisas iniciales de acuerdo con el cliente.

  • Crear una volumetría interesante que aproveche las 3 fachadas que tiene la parcela al tener únicamente una medianera.
  • Aprovechar el espacio abierto de la vivienda como filtro público/privado, creando espacios ambiguos que son a la vez interiores y exteriores.
  • Disponer de todos los servicios en planta baja para evitar a los propietarios tener que subir escaleras en el momento que se hagan mayores.
  • Disponer de zona exterior suficiente para la posible instalación de una piscina en el futuro según las necesidades.
parcela
Planta cubiertas

Ante estas necesidades se decide atrasar la fachada del bloque principal en el lado largo, creando un espacio de filtro que aporta privacidad al poder abrir los huecos a un espacio privado en lugar de a la calle. De este modo en épocas calurosas puede estar la vivienda totalmente abierta al exterior al mismo tiempo que se tienen controladas las vistas.

Sobre este volumen se apoya un segundo bloque que cruza la casa y vuela sobre el acceso a la vivienda, creando un espacio cubierto exterior para recibir las visitas, generando la volumetría que se había puesto como premisa.

baja
Planta Baja

La planta baja se entiende como un espacio continuo que cubre todas las necesidades habituales de una vivienda, cerrando únicamente el dormitorio y el baño. La cocina y el comedor están en contacto directo con el exterior, siendo este una continuidad del interior, mediante una plataforma elevada para comer en el jardín y una barra exterior que continua la bancada de la cocina. La escalera se sitúa en un punto central en la vivienda, vertebrando las dos plantas.

alta
Planta Primera

La planta superior cuenta con un espacio de estar central, abierto a una gran terraza sobre el jardín y que da acceso a los dos dormitorios de los hijos de la familia, espaciosos con capacidad para cama de matrimonio y escritorios para trabajar.

Secc

alzadosalzados 2

Otro aspecto fundamental de la Casa Kazoku ha sido el tiempo de ejecución y la economía en la construcción, por ello se ha optado por materiales y técnicas novedosas para acelerar el tiempo de construcción sin perder en ningún momento calidad, utilizando bloques de hormigón celular que destacan por su resistencia como muros de carga al mismo tiempo que aíslan térmica y acústicamente la vivienda, resolviendo con un mismo elemento la estructura y el cerramiento de la vivienda. Por otro lado se utilizarán forjados de chapa colaborante, más ligeros y rápidos de ejecutar que los tradicionales de viguetas y bovedillas, al no necesitar encofrados.

 

Blanco1

Proyecto redactado en colaboración con Enrique Gonzalvo Ferrer, Arquitecto, y Francisco Javier Ruiz Gil, Arquitecto Técnico, en Diciembre de 2017.

 

 

MERCADO y Huertos Urbanos en Benimaclet

Se plantea el TFG como un conjunto de actuaciones en la ciudad más que como un simple proyecto de Arquitectura, más allá de un edificio se plantean una serie de propuestas que revitalicen la zona trabajada, creen movimiento, eduquen y conciencien a la sociedad de la necesidad de recuperar ciertos valores y trabajos en desaparición en nuestras ciudades y, al mismo tiempo, creando empleo y crecimiento económico en el barrio.

Benimaclet ha sido el barrio de la ciudad de Valencia que más participación ciudadana ha tenido en los últimos años, con asociaciones vecinales que han conseguido logros como los Huertos urbanos de Benimaclet, que a día de hoy han demostrado ser un ejemplo de gestión a seguir.

Planta General

El proyecto parte de la relación entre los huertos y el barrio, integrando estos en una trama más urbana, establecen una serie de pasarelas elevadas desde las que se puede pasear y descansar rodeados de huertos, aprovechando los espacios bajo las pasarelas para almacenes y servicios propios de los hortelanos, que evitarán trasladar material y herramientas. De este modo se introduce a los vecinos y peatones en los huertos, se les invita a pasear sobre los surcos y canales, sobre las acequias. Se involucra al barrio en la agricultura, dejando zonas delimitadas para huerto escolar, semilleros elevados para ancianos, zonas de hierbas medicinales y aromáticas. De este modo se consigue una sensación de pertenencia, los huertos pertenecen al barrio, a las personas. No se verán desde lejos, impersonales e inaccesibles, sino que se podrán visitar, garantizando con el cambio de altura la seguridad de que no se van a vandalizar.

Detalle ZZVV

Esta disposición de huertos totalmente unidos con la ciudad visibilizará la agricultura y la pondrá en valor, recuperando labores que se perderían en caso contrario. Del mismo modo, teniendo en cuenta el carácter global, social e inclusivo de la actuación se ha propuesto la creación de una serie de talleres de trabajos tradicionales anejos a los huertos entre los que se podrían establecer artesanos del cuero, de la madera, reparación de apeos del campo, trabajo del vidrio, herrero, zapatero, mimbre, reparación de sillas, cerámica… recuperando todas estas tradiciones que deben ser protegidas y potenciadas desde la sociedad para que no desaparezcan.

generales

Por otra parte, se propone convertir las alquerías existentes en la parcela, en la zona más cercana a la ronda norte, en un centro cívico del barrio, entregándolas a las asociaciones de vecinos como sedes, salas de reuniones, conferencias, exposiciones, incluyendo la gerencia de los huertos y de los talleres tradicionales.

0017

El mercado propiamente dicho se sitúa en el punto de encuentro de la trama antigua del barrio (carrer Alegret, de la Rambla) con la trama del ensanche (carrer Mistral, Arquitecte Arnau) cerrando la actuación por el norte la prolongación de la Avenida de Valladolid. En este punto privilegiado entre los huertos y el barrio se convierte en un núcleo de intercambios, de comercio, aprovechando al mismo tiempo la cercanía del colegio público municipal de Benimaclet que le asegura afluencia de gente a diario.

PB

Se divide el uso en 2 volúmenes separados, que se unirán entre si mediante una cubierta a modo de pérgola que generará una plaza cubierta donde poder situar el mercado temporal, actividades al aire libre del colegio (al estar situada justo al lado de la puerta de este) y como espacio polivalente de reuniones. La edificación pretende no acaparar el protagonismo de la zona sino integrarse en ella desde la sencillez de los materiales y las métricas.

EXTERIOR 1 copia

 

Desde esta plaza cubierta se accederá a los 2 bloques, el más horizontal de los cuales únicamente tendrá el uso de mercado tradicional, con una planta totalmente permeable y con acceso desde sus cuatro fachadas. En su interior se distribuyen los puestos de mercado en torno a un gran patio central descubierto con arbolado en su interior que iluminará todo el interior del edificio y llegará hasta la planta sótano, en la que se situarán los servicios necesarios (almacenaje, carga y descarga, vestuarios de personal, aseos, montacargas, aparcamientos) dejando la planta de acceso lo más limpia posible. En las bandas norte y sur del mercado se deja un espacio más amplio junto a las fachadas para que esos puestos de mercado puedan convertirse en puestos de degustación, con mesas y sillas donde sentarse los clientes.

EXTERIOR 2 copia

El segundo volumen tiene un carácter más vertical y en él se sitúa la guardería en planta baja. En las plantas superiores se distribuyen la zona de administración y gerencia del mercado, salas de reuniones para vendedores, salas multiusos, una pequeña mediateca, un taller de cocina ecológica con puestos de trabajo individuales y, por último, un restaurante en la planta superior desde el que se tendrán unas vistas privilegiadas de todo el conjunto de la actuación y que destacará por ser un restaurante de calidad y con productos mayoritariamente cultivados en los mismos huertos entre los que se sitúa.

INT

Cierra la actuación por el norte, junto a la Av. Valladolid, un centro cultural del que únicamente se va a realizar una propuesta volumétrica ya que se queda fuera del ámbito de trabajo, siendo ese edificio objeto del TFG de otros compañeros del Taller 1 pero que se ha querido integrar en la actuación ya que se considera interesante como dotación pública en la zona.

Como conclusión, se ha intentado realizar un trabajo integrador, desde la concepción del barrio, los vecinos y su relación con la ciudad y la huerta periférica, la relación del urbanismo y la historia de Benimaclet con sus características concretas dentro de la ciudad, las circulaciones y recorridos entre los distintos núcleos educativos, culturales y sociales del ámbito y, por último, desarrollar una edificación responsable, honesta y que responde a las necesidades reales del barrio, creando un punto de inflexión en el mismo.

Septiembre 2017, ETSAV – UPV

Mercado de Benimaclet (Entrega TiN)

Entrega de “Taller Integral” en Mayo de 2016

2.PNG
Borde Urbano – Area de Actuación y Propuesta de Urbanización de la Zona

Como se ha indicado en otras entradas, el primer paso fue analizar el Borde Urbano entre el barrio de Benimaclet y la Huerta, sus puntos de unión, recorridos y necesidades. Ante esto se propuso un gran jardín que “bloquease” el crecimiento de la ciudad en dirección a la Huerta y disponiendo los edificios con una altura cada vez menor de modo que acaben desapareciendo en el Skyline. Se han respetado los trazados de los caminos tradicionales que cruzaban el espacio y se pone en valor la serie de Alquerías que se encuentran cerca de la actual rotonda central, que se elimina para reducir el tráfico en la avenida Valladolid y devolver al barrio un carácter más cercano y controlado.

9
Entorno del Mercado y Huertos Urbanos

Se crea una gran zona de Huertos Urbanos con área de descanso, arbolado y almacenes para guardar los aperos de labranza. Esta manzana (derecha) incluye las Alquerías que se podrán utilizar como Centro Cívico del barrio ya que la mejor forma para mantener cuidado un edificio es dándole uso y vida.

1
Planeamiento final del barrio de Benimaclet

El inicio del diseño del Mercado esta en el entorno, analizando los recorridos de los vecinos y ofreciendo soluciones espaciales que respondan a sus necesidades.

Se plantea que la manzana sea el nuevo Centro de Benimaclet, situando en ella el Centro Cultural (alineado con la Av. Valladolid) y el Mercado  perpendicular  a este, cerrando el espacio de la Plaza a modo de las históricas “Plazas del Mercado” que tantas poblaciones tienen todavía. Esta plaza recoge los flujos de gente creando un lugar de Reunión vecinal, un contenedor de actividades y de vida, de movimiento.

analis
Análisis de recorridos

Al mismo tiempo el Mercado se dispone a modo de “puerta” que une la ciudad con la huerta ya que atravesándolo se llega a los huertos urbanos. Esta relación se refuerza ya que los productos cultivados en los Huertos por los propios vecinos pueden ser vendidos o intercambiados en el propio Mercado de modo que literalmente es la puerta de entrada de esos productos al Barrio.

16051603
El Mercado como Puerta de la Ciudad a la Huerta
secc

El gran espacio de Reunión puede ser perfecto para fiestas del barrio, festivales o juegos. La gran Pergola que cose todo el borde Oeste cierra el espacio de la Plaza y es capaz de albergar el mercado temporal, talleres y cualquier actividad que las asociaciones de vecinos decidiesen realizar a la vez que permite el paso hacia el espacio central que nos lleva al Mercado y a los Huertos Urbanos a través del paso interior. Se remata el espacio con una zona de juego infantil y una cafetería/quiosco con baños públicos y un almacén para la plaza.

3

Una vez decidida la volumetría del Mercado y sus relaciones con el entorno se estudia el Programa de necesidades, se utilizan organigramas para visualizar las posibilidades de relaciones entre usos, compatibilidades, relaciones de tamaños y posiciones. La intención es buscar la máxima sencillez en el diseño y la polivalencia de espacios permitiendo que se puedan transformar según las necesidades del momento y que una sala de exposiciones pueda convertirse en un Aula para conferencias y al día siguiente estar albergando un mercado benéfico de alguna ONG

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la planta baja encontramos los Puestos de Mercado como tal, una zona de Degustación (vinos, quesos, embutidos…) así como Administración, baños, servicios auxiliares y vestuarios para trabajadores en el Pabellón Principal y una zona polivalente con uso principal de intercambio de productos de los huertos urbanos entre particulares así como una pequeña guardería/ludoteca en la que poder dejar a los niños mientras se compra o se trabaja en los huertos.

4
Planta de Acceso – Baja

La planta alta por su parte contiene diversas aulas polivalentes para charlas, conferencias y también un Taller de Cocina en el que se pueden hacer cursos de cocina saludable o incluso cocinar productos comprados en el mismo mercado o producidos en los huertos urbanos. Una pasarela atraviesa el paso inferior para llevarnos a la cafetería del Mercado que dispone de una gran terraza multiusos cubierta.

5
Planta Primera

Las fachadas no buscan un gran protagonismo sino que con su diseño destacan lo más característico del Mercado que es su estructura de Madera laminada dándole su carácter de Mercado que se puede leer desde la distancia. Se utiliza una segunda piel de Chapa Perforada a modo de velo sobre los cristales para proteger del soleamiento y darle color

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

encuentro
Detalle unión de los pilares de madera sobre el forjado de placas alveolares

Vistas Generales del Mercado desde la Plaza y de su interior

PERSP 2PERSP 1

Para acabar se definen todos los materiales y mobiliario utilizado en el proyecto, así como instalaciones de agua, climatización, electricidad y sistemas constructivos.

image

image

image

image

image

La Plaza y el Mercado (Primeras Ideas)

El primer paso en el proyecto ha sido trabajar el borde ciudad-huerta, el encuentro entre el barrio y la huerta que lo rodea. Se han dispuesto edificios en altura descendente de modo que los más cercanos a la huerta sean los más bajos y se ha colmatado el espacio hasta la ronda perimetral con un gran espacio verde que impida que la ciudad siga creciendo en esa dirección.

Se han respetado los trazados de los caminos tradicionales que cruzaban el espacio y se pone en valor la serie de Alquerías que se encuentran cerca de la actual rotonda central, que se elimina para reducir el tráfico en la avenida Valladolid y devolver al barrio un carácter más cercano y controlado.1.png

Evolución-crecimiento-urbano
Proceso que se pretende evitar

El espacio escogido para el Mercado se encuentra justo en ese Borde Urbano, en el encuentro del trazado antiguo del antiguo pueblo de Benimaclet con la traza más moderna y regularizada. Se crea una manzana de servicios públicos en la que se situa un Centro Cultural (objeto de proyecto de otros compañeros de curso) y en la parte Este una dotación de Huertos urbanos de entre 44 y 62m² que ofrecen respuesta a las demandas de la Asociación de Vecinos de Benimaclet

2

Se sitúa el edificio en el borde Este de la parcela, generando una plaza que se entrega a la ciudad y recoge los recorridos de 5 calles del barrio y creando un lugar de reunión, estancia y actividad, un núcleo de la vida del Barrio en el que se encontrará el Mercado, el Centro Cultural y muy cercano al colegio.

Al mismo tiempo el propio diseño del Mercado permite a los visitantes de la plaza atravesarlo y llegar a los huertos urbanos de modo que el Mercado se convierte en el nexo entre la huerta y la ciudad, entre los agricultores y los consumidores, fomentando el producto local y la venta de los productos generados en los propios huertos sin intermediarios que incrementen el precio innecesariamente.

3

 

Aproximación al diseño del Mercado, se desarrollará en posteriores entradas.

4

5
Alzado desde la Plaza y sección transversal

Referentes formales

Cómo empezar un Proyecto de Arquitectura

 

¿Cómo empezar un nuevo proyecto? ¿Dónde  hago la primera línea en ese papel blanco? Siempre es difícil empezar algo nuevo. ¿Dónde pongo la entrada? ¿Es mejor la sala de reuniones arriba o abajo? 1000 preguntas vienen a la cabeza y es necesario poner algo de orden para poder llegar a una solución.

El arquitecto Frank Gehry, autor entre otros del museo Guggenheim de Bilbao, nos decía estas palabras en su documental “Sketches” hace unos años:

Personalmente creo que el proyecto debe nacer del análisis, del estudio de las necesidades de la gente, de la historia del lugar donde será construido, de las inquietudes sociales y sus demandas para poder ofrecer una solución que llene el vacío que hay en todos los sentidos.

¿Por dónde empezar?

Es extremadamente fácil concebir grandes edificios cuando no nos imponen limitaciones, lo realmente difícil es hacer esto mismo cuando los límites están tan cerca que nos impiden ver nada más. El escenario ideal para un proyecto es una parcela de gran tamaño, con buena orientación para luz y ventilación, mejores vistas y, por supuesto, sin límite de presupuesto. A continuación empezamos a trazar lineas, bocetos, ideas sobre un papel intentando crear nuevas tendencias en arquitectura. Esta utópica escena, habitual en las escuelas de arquitectura, desaparece por completo al enfrentarnos al mundo real.

Las limitaciones son vistas como algo negativo, nos impiden dejarnos llevar pero deben ser vistas como una ayuda, nos enseñan el camino que no debemos seguir para que sea más fácil encontrar el correcto.

Todos los proyectos nacen con limitaciones: de espacio, de presupuesto, de normativa, de necesidades concretas, de circunstancias personales, sociales, etc. La tarea del buen arquitecto consiste en dar solución a las necesidades del proyecto teniendo en cuenta todas estas limitaciones. Entiendo que el principal objetivo de nuestro trabajo consiste en crear una arquitectura real, aquella que se ajuste lo mejor posible al presupuesto y que al mismo tiempo cubra las necesidades que hemos analizado.

shutterstock_170670938

Históricamente se le atribuye a Galileo la frase “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. En arquitectura ese punto de apoyo, es el tiempo. Podemos saltar toda clase de obstáculos, podemos hacer proyectos con poco presupuesto, en lugares inverosímiles, sin apenas espacio, pero no es posible hacer un buen proyecto sin tiempo. El tiempo es el ingrediente que permite abordar sistemáticamente un problema hasta encontrar el modo de superarlo.

Consejos.

Por lo tanto, empieza por tener una parcela ajustada a las necesidades de tu programa. De nada vale tener una parcela de 5.000 metros cuadrados si únicamente quieres hacer una vivienda unifamiliar. Ajusta la escala de tu edificio al entorno, analiza las alturas de las edificaciones que rodean tu parcela y decide si debes alcanzarlas, superarlas o dejar el ego a un lado y hacer un edificio modesto que no destaque por su tamaño sino por tu calidad. Recuerda: Los mejores perfumes se venden en los frascos más pequeños.

Una vez tengas claro el lugar mi consejo es continuar por un sistema estructural claro, una modulación que regule el edificio del mismo modo que un panal de abejas y más adelante se ajustará y se hará flexible para poder introducir en este sistema el programa que hayas necesitado, pero siempre tomando como base la malla estructural.

A partir de ese punto se trata de ir jugando con el programa a modo de piezas de un puzzle, ajustándolas, viendo cuáles deben estar en contacto entre si y cuáles deben estar separadas por ser usos incompatibles. Ayúdate con diagramas arquitectónicos, un pequeño esquema en el que dibujes las necesidades a modo de circulos con su tamaño aproximado y uniendo con lineas aquellos que deban estar juntos en el edificio final, esto ayuda a hacer una idea mental del conjunto.

jj_dash_concept1mainhouse

Como consejo final, aunque no debería ser necesario decirlo, he de insistir en que se debe empezar el proyecto a lápiz. Un ordenador nunca podrá superar la delicadeza del trazo de un lápiz sobre un papel a la hora de crear espacios. Aquellos que empiezan a proyectar directamente con software CAD obtienen edificios sin alma, cuadriculados y vacios. La mano del diseñador es mucho más flexible que un programa informático para hacer líneas.

¿Alguna opinión?